• Loading stock data...
[uam_ad id="1232"]
Noticias Economía, Finanzas e Inversiones.

EGE Haina produce el 98% de la energía eólica de República Dominicana

//

EGE Haina produce el 98% de la energía eólica de República Dominicana

Con el 49.9% de sus acciones, el Estado dominicano recibe el 75% de sus ganancias

La energía renovable, además de tener un menor impacto ambiental, hace posible reducir la dependencia de los combustibles fósiles. Con la instalación de los parques eólicos, República Dominicana evita la emisión de más 300,000 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera y deja de importar unos 900,000 barriles de petróleo al año, lo cual resulta fundamental en el esfuerzo contra el cambio climático, asegura Ramón Ten, gerente de planta de la central termoeléctrica Barahona y Pedernales, de EGE Haina.

Ten señala que EGE Haina (Empresa Generadora de Electricidad Haina), a través de los parques eólicos Los Cocos I, Los Cocos II, Larimar I y Larimar II, que se extienden desde Juancho, Pedernales, hasta Enriquillo, Barahona, así como de otras centrales, aporta sobre el 90% de la energía renovable que utiliza el sistema eléctrico nacional.

“EGE Haina genera el 15.2% de la energía que se produce en República Dominicana y el 62% de la energía de la zona hotelera del país”, afirma Ten.

Recuerda que EGE Haina opera en una alianza con el Gobierno, “siendo la principal empresa mixta público–privada de República Dominicana, con activos, inversión y contribución al Estado”.

Ten afirma que el Estado recibe el 75% de las ganancias por la venta de energía eléctrica por parte de EGE Haina.

“El 49.9% de la empresa pertenece al Estado dominicano, a través del Fonper (Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas), y esto trae como resultado que el 75% de todas las ventas de EGE Haina, de todo el dinero que se colecta por las ventas de EGE Haina, vaya al Estado y un 25% va al sector privado”, resaltó.

Califica a la empresa como líder en República Dominicana y el Caribe en generación de energía renovable no convencional, específicamente eólica, con 175 MW instalados, y en energía solar con 1.5 megavatios.

“Nos hemos planteado la instalación de 1,000 nuevos megavatios de fuentes sostenibles, a través de parques eólicos, energía solar y gas natural para el año 2030, este es el reto que tenemos”, asegura.

En ese sentido, Bari Domínguez, gerente de los parques eólicos de EGE Haina, manifestó que la inversión para la instalación de los cuatro parques eólicos sumó los US$400 millones y su operación permite producir 590,000 megavatios hora al año.

“Toda la energía que se produce la entregamos al Sistema Eléctrico Nacional Interconectado; es decir, nosotros la entregamos a la red de transmisión y desde aquí puede viajar a cualquier parte del país, a través de una línea de transmisión”, dijo Domínguez.

Destaca que toda la energía que se produce en los parques eólicos se transporta de forma subterránea hasta la subestación. Afirma que la falta de un sistema de almacenamiento de energía obliga a despachar toda la generación de inmediato.

Resalta que “con estos proyectos el país se ahorra cerca de unos 70,000 barriles de combustible”. “En los años que tenemos en operación, hemos producido alrededor de 2.1 millones de megavatio hora, con eso hemos evitado emitir 1.65 millones de toneladas y hemos evitado quemar cerca de 3.5 millones de barriles de combustible. Esto significa un impacto positivo no solo para la región y el país, sino para el mundo”.

Parques eólicos

El gerente de los parques eólicos de EGE Haina, explica que desde 2002 la empresa comenzó a hacer las mediciones del viento, a través de una torre que mide la velocidad y dirección del mismo, luego realizaron un análisis para determinar qué cantidad de energía se podía producir en ese lugar.

Manifiesta que en marzo de 2010 tomaron la decisión de iniciar con la construcción de la fase uno (Parque Eólico Los Cocos I), la cual fue inaugurada el 11 de octubre de 2011, con 14 aerogeneradores marcas vestas, y cada uno produce 1.8 MW de capacidad máxima, solamente utilizando el viento.

Domínguez específica que en enero de 2013 fue inaugurado el Parque Eólico Los Cocos II, con 26 aerogeneradores marca gamesa, produciendo cada uno 2 MW.

“La tercera etapa, que fue el Parque Eólico Larimar I, que está más elevado y fue inaugurado en marzo de 2016, contiene aerogeneradores vestas de 3.3 MW cada uno, para un total de 49.5 MW”, dijo.

Mientras el Parque Eólico Larimar Larimar II, fue inaugurado en diciembre de 2018, el cual consta de 14 aerogeneradores vestas de 3.45 MW cada uno, para un total de 48.3 MW.

Expresó que en el caso del parque Los Cocos I, cuando el aspa está en su posición más alta, alcanza los 125 metros de altura, en tanto Los Cocos II, alcanza los 126.5 metros, mientras, Larimar I creció a 140 metros y Larimar II está en 149.5 metros, lo cual permite aprovechar el viento con mayor eficiencia.

“A medida que vamos haciendo un parque nuevo, la capacidad del aerogenerador incrementa, ya que la tecnología va evolucionando, esto nos permite tener aerogeneradores que aunque estén colocados en el mismo lugar, generan más”, afirma Domínguez.

Califica como “variable” la producción de energía eólica, ya que entiende la presencia de viento determina la cantidad de energía que producen los aerogeneradores.

“Tres metros por segundo es la velocidad mínima para producir energía, si el viento está por debajo del punto inicial, que en algunas unidades son tres metros por segundo, en otras unidades son cuatro metros por segundo, entonces no produce, sino que la maquina solo gira y espera a que el viento suba para empezar a producir” explicó.

Define los vientos que fluyen por la zona como “muy buenos”, lo que a su entender hace posible una buena producción.

Manifiesta que en tiempos de huracanes, las palas de los aerogeneradores de los parques eólicos Los Cocos I y II, que se les da mantenimiento cada 6 meses para garantizar la durabilidad de los equipos, son bloqueadas de forma manual.

Mientras que las unidades de Larimar I y II, se bloquean de forma automática y se les da mantenimiento anualmente.

Retos

Domínguez planteó el apoyo a la inversión como uno de los principales retos que tiene el país para lograr producir más energía renovable.

“Debe de existir un atractivo a invertir, también es fundamental recibir más apoyo de las instituciones gubernamentales que otorgan los permisos para la construcción de este tipo de proyectos”.

Afirmó que el costo de este tipo de proyectos depende mucho de la tecnología que se utilice. Define como un reto superar la poca participación que tienen los proyectos de energía renovable dentro del sector eléctrico.

“Para que el país pueda producir más energía renovable, esto debe incluirse en las metas de las instituciones que componen el sector eléctrico, ya que necesitamos una matriz de producción de energía un poco más reforzada en materia de energía renovable y se le debe dar mayor participación”.

Aporte al turismo

Además de producir energía eléctrica, los molinos de viento sirven como atractivo turístico y llaman la atención en las redes sociales, ya que la actividad de generación de energía a partir del viento es compatible con actividades agrícolas, ganaderas y turísticas, asegura el gerente de planta de la central termoeléctrica Barahona y Pedernales de EGE Haina.

“Los parques eólicos se han combinado con ese ambiente de mar y montañas y se integran con los fines de ser un atractivo turístico de la región, donde cientos de personas van a conocer las instalaciones y tomarse sus fotos, generando un beneficio directo para la país”, afirma Ten.

Explica que la empresa cuenta con actividades formales de visitación a los parques por instituciones como colegios, escuelas y turistas en general, razón por la cual han preparado dos miradores para que los turistas tengan acceso a la vista de todo el paisaje.

“Está el Mirador del Parque Larimar, conmemorativo con pinturas que resaltan la cultura de la región Sur y también el Parque de Los Cocos, donde las personas pueden ir y disfrutar de las bondades de la limpieza de la zona. Esto ha traído como resultado la implementación de diversas actividades como el concurso de fotografía ‘Captura el viento’, a través del cual se han recogido numerosas imágenes de la belleza de la región y de su integración con los parques eólicos”, dijo.

En ese sentido, Cherny Reyes, relacionista público de EGE Haina, asegura que trabajan de manera directa con el Clúster Turístico y Productivo de Barahona, el cual ha incluido a los parques eólicos entre las rutas de visitas importantes de Barahona.

“Los miradores fueron construidos debido a la cantidad de personas que se paraban en la carretera para observar los molinos y las personas puedan acceder a estos de forma gratuita, hacer sus fotos y disfrutar del medio ambiente”, dijo.

Reyes señaló que las agencias turísticas también están incluyendo los molinos de viento de los parques eólicos, incluyendo paradas en los miradores dentro de su guía turística para disfrutar de su belleza, lo que a su entender impacta de manera directa en el desarrollo turístico de la región.

Manifestó que han recibido la visita de empresarios que desean incursionar en los parques eólicos.

Apoyo a la comunidad

El gerente de los parques eólicos de EGE Haina explicó que la instalación del proyecto se llevó a cabo en medio de predios agrícolas, con el objetivo de que las personas puede sembrar cualquier rubro, puedan tener ahí sus animales e incluso vivir, lo que hace al proyecto compatible con los otros métodos de desarrollo.

Afirma que EGE Haina realizó la donación de un sistema de paneles solares para a la escuela y el liceo de Enriquillo, ya que no tenían energía. “Nos acercamos a las comunidades y nos pidieron apoyo en el sistema de energía eléctrica para mover tres estaciones de bombeo y aceptamos hacernos cargo de pagar la energía eléctrica que consumen esas bombas y las facturas mensualmente oscilan cerca de RD$500,000 o más, lo cual es un beneficio comunitario”, puntualizó.

En ese sentido, Cherny Reyes, afirma que la empresa trabaja de manera directa en las comunidades donde tiene presencia el proyecto.

“Por ejemplo en Enriquillo, colaboramos con algunas instituciones como el Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (Infotep), y tenemos un centro de capacitación donde se le dan cursos técnicos a jóvenes para incentivar el desarrollo de las personas de la zona”.