• Loading stock data...
[uam_ad id="1232"]
Noticias Economía, Finanzas e Inversiones.

Circe Almánzar: “Nos animamos a crear un ‘COE’ del sector privado”

//

Circe Almánzar: “Nos animamos a crear un ‘COE’ del sector privado”

AIRD impulsa alianza con principales organismos de socorro

Producto de los incendios ocurridos en los últimos años, la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) inició una serie de encuentros con los principales organismos de socorro del país, para impulsar el trabajo en conjunto y eficientizar los protocolos de emergencia empresariales.

El objetivo de la alianza va más allá de prevenir incidentes en las industrias. Además de apostar a reducir las pérdidas comerciales, se trata de una ayuda mutua donde las industrias podrían colaborar con las entidades al momento de una emergencia a nivel Nacional, detalla Circe Almánzar, vicepresidenta de la AIRD.

¿Cómo los industriales ven el panorama frente a la cantidad de incendios de los últimos años?
Los incendios se han incrementado en los últimos dos o tres años. Algunas de las causas podrían ser atribuidas al calentamiento global, otras a problemas en el suministro de energía y, en algunos casos, a ausencias de protocolos de gestión. Esta es una situación que preocupa tanto al sector público como al privado.

¿La AIRD ha cuantificado pérdidas económicas de algunas empresas? ¿De cuáles y a cuánto ascienden?
Según datos de la CAASD, en el Gran Santo Domingo ocurrieron seis grandes incendios en 2017; siete en el 2018, y tres en lo que va del presente año, incluyendo incendios en áreas no industriales. No hemos cuantificado los daños y pérdidas de manera exacta, pero sin duda alguna son millonarias. Incluso, podríamos decir que hay pérdidas más allá de lo material inmediato, como las pérdidas de negocios por la interrupción de la producción y el incremento en las primas de seguros de las empresas.

¿Cuáles medidas han tomado a raíz de los siniestros?
En primer lugar, las empresas tienen establecidos protocolos para casos de desastres. Estos son supervisados rigurosamente, incluso contando con el apoyo de los organismos de socorro.

En segundo lugar, considerando que no son suficientes las respuestas individuales de las diversas empresas, la AIRD a fines de marzo de este año inició un proceso de trabajo conjunto con los organismos de emergencia, de modo que pudiésemos tener un plan que nos ayudase, como país, a responder con mayor eficiencia ante incendios y otros tipos de desastres, incluyendo la participación del sector privado.

Son muchas las facetas en que podemos mejorar: conocimiento de todos los equipos con los que cuentan las empresas para enfrentar desastres, importancia de manejar adecuadamente toda sustancia que supone riesgos, manejo de la seguridad y aplicación de protocolos cuando ocurre un siniestro (un elemento que dificulta en ocasiones la asistencia es la curiosidad de los ciudadanos, algunas veces entorpeciendo las labores propias de los organismos de socorro), equipamiento de las instituciones de socorro, como es el caso de los equipos de bomberos e instalaciones de hidrantes en las zonas industriales, aplicación del reglamento de prevención de incendios y, sobre todo, mecanismos claros de colaboración, coordinación y apoyo del sector privado a las instituciones que manejan las emergencias.

¿Podría detallar la iniciativa para trabajar en conjunto con los organismos de socorro?
Como explicamos, esta iniciativa comenzó este año y se efectuó un primer encuentro en marzo 2019. Se acordó trabajar mancomunadamente el sector público y el sector privado, sin descanso. Establecer protocolos de colaboración y de comunicación, de modo que las respuestas siempre sean efectivas.

Los industriales nos animamos a crear una especie de “COE” del sector privado, no que sustituya al Centro de Operaciones de Emergencias, sino que trabaje en conjunto con ellos, que nos agrupe y nos permita respuestas más globales y efectivas. Por ejemplo, ante huracanes o terremotos, o ante incendios, las empresas de una determinada zona pueden ser una ayuda efectiva, que aporten recursos para necesidades, como por ejemplo, necesitamos más y más hidrantes.

Acordamos también participar en simulacros organizados por las autoridades, como uno hecho en este mismo mes de mayo, y que revelen fortalezas y elementos a seguir mejorando.

¿Entiende usted que hay alguna solución a los incendios que han tenido que ver con fallas por construcción?
No tenemos conocimiento de casos específicos, pero la prevención comienza por establecer con claridad que las construcciones son utilizadas para los fines a los que se destinan, que cuentan con los parámetros establecidos por autoridades como Obras Públicas, ayuntamientos, Medio Ambiente, etc. Las empresas industriales buscan ser respetuosas de leyes y ordenanzas en ese sentido.

En adición, desde hace alrededor de cinco años trabajamos junto al Ministerio de Obras Públicas en la discusión, consenso y aprobación del Reglamento de Prevención de Incendios, el cual establece una serie de obligaciones y requerimientos de instalaciones de equipos tanto para las nuevas edificaciones como para las existentes. Este reglamento parte de normas internacionales con estándares altamente rigurosos.

Establece la obligatoriedad de cumplir con los requerimientos de manera inmediata para las nuevas edificaciones y dispone de plazos para las edificaciones existentes que varían dependiendo del riesgo en la siniestralidad de las empresas. Estos plazos están llegando a su término, por lo que muchas empresas existentes actualmente se están equipando para dar cumplimiento al reglamento.

¿Cómo califica el trabajo de los organismos de socorro durante los últimos años?
La respuesta ha sido eficiente. Asumimos que es posible mejorar esa eficiencia y de eso trata el trabajo conjunto entre el sector público y el sector privado.
Debemos indicar, sin embargo, que la AIRD se siente satisfecha del manejo dado por las autoridades ante los diversos eventos ocurridos, especialmente en casos de incendios.