• Loading stock data...
[uam_ad id="1232"]
Noticias Economía, Finanzas e Inversiones.

Amundi advierte del “riesgo significativo” de una ola de volatilidad por la guerra comercial

//

Amundi advierte del “riesgo significativo” de una ola de volatilidad por la guerra comercial

La gestora cree que es momento de “aplicar estrategias para proteger las carteras en caso de deterioro de la situación”

La gestora de fondos Amundi ha alertado del “riesgo significativo” de que una decepción de los mercados financieros por la nueva amenaza de la guerra comercial entre China y Estados Unidos lleve a otra ola de volatilidad.

“Tras varias semanas de estabilidad relativa en los mercados, la amenaza de una guerra comercial ha regresado, sacudiendo la confianza de los inversores y despertando a los mercados de la complacencia”, señala el informe ‘Amundi Global Investment Views’ para el mes de junio.

El riesgo político se percibe como una molestia a corto plazo y hay cierto optimismo respecto a un posible acuerdo, pero su impacto podría tener implicaciones “mucho más largas y significativas” si interfiere con el ciclo económico, advierte Amundi.

En este sentido, la gestora advierte de que una escalada material de la guerra comercial podría cuestionar el crecimiento global moderado, con un aumento del diferencial de crecimiento entre los mercados emergentes y desarrollados en la segunda mitad de 2019 y una baja inflación gracias a los bancos centrales acomodaticios.

De hecho, las represalias de China podrían significar la extensión de aranceles al resto de exportaciones chinas a Estados Unidos, lo que podría tener un impacto directo en el PIB (por la reducción en las exportaciones), así como efectos indirectos relacionados con la confianza de las empresas y de los consumidores, el aumento de las presiones inflacionistas y los costes de producción afectando a los beneficios empresariales.

La gestora no cree que haya “un acuerdo a la vuelta de la esquina”, ya que “los riesgos de una batalla dura y prolongada se mantienen”. Es más, este riesgo no se desvanecerá en un futuro próximo porque “es reflejo de la lucha de poder entre unos imperios ‘viejo’ y ‘nuevo’ en el paisaje geopolítico”.

NO SE REFLEJA EN EL PRECIO DE LOS ACTIVOS.

Amundi no considera que se estén reflejando estas tensiones proteccionistas en el precio de los activos de riesgo. Los mercados probablemente fueron “demasiado lejos” en descontar un movimiento de la Reserva Federal, porque todavía es “demasiado pronto”.

Asimismo, el movimiento de revisión a la baja de las expectativas de inflación se ha completado y “posiblemente podría revertirse”. Aunque el riesgo inflacionario es marginal, la volatilidad debería reflejarse en los datos y expectativas de inflación, que abrirán una fase “menos lineal y benigna” en bonos, especialmente en Estados Unidos.

Por todo ello, el mercado se centrará “pronto” en los datos de crecimiento (comercio y beneficios) y en algunos segmentos donde hay poco margen para la decepción con las actuales primas de riesgo, según se desprende de las perspectivas para el próximo mes de Amundi AM.

PROTEGER LAS CARTERAS

En cuanto a sus estrategias de inversión, Amundi mantiene un enfoque “prudente” en los multiactivos y considera que en renta fija el precio se mantendrá alto, mientras que en renta variable apuesta por la inmersión en la búsqueda del ‘value’.

“Aún no ha llegado el momento de ponerse por completo “risk-off”, pero sí de aplicar estrategias para proteger las carteras en caso de deterioro de la situación”, ha reconocido la gestora, que recomienda “tomar algunos beneficios donde se hayan alcanzado los objetivos de rentabilidad” al apreciarse ahora un perfil de riesgo/rentabilidad asimétrico (con mayores riesgos y menores expectativas de rentabilidad).

No obstante, Amundi cree que las condiciones financieras son “bastante benignas en general”, con el rendimiento por dividendo “atractivo” en comparación con los bonos, especialmente en Europa, tras colocar a los mercados de renta variable global más cerca de su valor razonable, borrando el exceso de optimismo del primer trimestre.

Por todo ello, la gestora no aprecia riesgo de recesión de ganancias aunque considera que el ‘sweet spot’ global está entrando en una fase más frágil durante la cual el riesgo absoluto debería rebajarse mientras podrían explotarse oportunidades de valor relativo en favor de algunos segmentos en Europa y mercados emergentes.