10 mejores películas de todos los tiempos sobre finanzas, economía y crisis que no te puedes perder
Viernes, 02 de Diciembre de 2022
Blog ECONOFINANZAS

10 mejores películas de todos los tiempos sobre finanzas, economía y crisis que no te puedes perder

1. Wall Street (1987)

Sorpresa, sorpresa: la película de finanzas número uno que todo profesional debe ver es el clásico de Oliver Stone que hizo que miles de graduados universitarios pronunciaran la inmortal frase «Blue Horseshoe loves Anacott Steel» mientras se apresuraban a realizar sus exámenes de la Serie 7. Creada originalmente para mostrar los excesos y el hedonismo asociados a las finanzas, Wall Street sigue teniendo un poder increíble como herramienta de reclutamiento para operadores, corredores, analistas y banqueros 35 años después de su realización.

Aunque la película sirve para advertirnos de los peligros del uso de información privilegiada, seamos sinceros, ¿quién no querría ser Bud Fox o incluso Gordon Gekko (legítimamente, por supuesto) y dar rienda suelta a nuestro lado codicioso; al fin y al cabo, como diría Gekko, «la codicia es buena».

2. Margin Call (2011)

Tal vez la película con mayor rigor financiero de la lista, Margin Call se desarrolla en el lapso de 24 horas en la vida de una empresa de Wall Street al borde del desastre (modelada muy de cerca por algunos de los grandes bulge brackets).

Margin Call no oculta su desprecio por la temeraria asunción de riesgos por parte de algunos de los mayores bancos en el período previo a la crisis financiera de 2008, como la negociación de complejos instrumentos derivados que ellos mismos apenas comprendían. Una escena increíblemente conmovedora de la película muestra a dos personajes principales hablando entre ellos sobre la inminente catástrofe que pronto se desatará sobre su banco y el desprevenido panorama financiero, mientras un conserje se interpone entre ellos, completamente ajeno a lo que está sucediendo.

3. El lobo de Wall Street (2013)

Si no has visto este biopic dirigido por Scorsese que narra el ascenso y la caída de un famoso estafador de acciones, Jordan Belfort, entonces te estás perdiendo algunas de las mejores actuaciones de las carreras de Leonardo DiCaprio y Jonah Hill.

Al igual que el pump and dump de Barbarians, El lobo de Wall Street se basa en hechos reales (aunque de nuevo con una gran dosis de dramatismo), en torno a la infame Stratton Oakmont, una empresa de corretaje extrabursátil, y un esquema de pump and dump que ayudó a la salida a bolsa de varias grandes empresas públicas durante finales de los 80 y los 90.

4. Boiler Room (2000)

Mientras que Barbarians at the Gates se desarrolla en el brillo y el glamour de la sala de juntas de una empresa, Boiler Room se sitúa en el peldaño más bajo de la escala financiera: el esquema de bombeo y descarga. Aunque Boiler Room es una obra de ficción, las empresas de bombeo y descarga son muy reales, al igual que el dolor y el sufrimiento que infligen a sus víctimas.

Boiler Room sirve de advertencia para quienes empiezan a invertir en el mercado de valores, para que se ciñan a empresas transparentes y sólidas, basadas en fundamentos sólidos, y para que sigan siempre el adagio: «Si parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea».

5. Trading Places (1983)

Esta versión moderna de «El príncipe y el mendigo» presenta a Eddie Murphy en el papel de un estafador callejero al que engañan para que se convierta en el director de una empresa de comercio de materias primas, al tiempo que sustituye involuntariamente a su sucesor, un ejecutivo de sangre azul interpretado por Dan Aykroyd.

Aunque el comercio real queda relegado a un segundo plano por la transición de los personajes a sus nuevas circunstancias, los últimos 15 minutos de la película ofrecen una descripción muy precisa de una frenética sesión de comercio en los pozos de futuros de zumo de naranja. Sin revelar los detalles, esta escena por sí sola vale el precio de la entrada, pero el reparto, la nostalgia de los 80 y la gran actuación de los protagonistas hacen que sea una película imprescindible.

6. Rogue Trader (1999)

Esta película cuenta la historia de Nick Leeson, un operador que provocó por sí solo la insolvencia del Barings Bank, el segundo banco comercial más antiguo del mundo. Leeson, una estrella ascendente en la sala de operaciones de Singapur, explotó con la misma rapidez con la que ascendió, ocultando enormes pérdidas a sus superiores en cuentas cuidadosamente escondidas, lo que finalmente condujo a la madre de todas las operaciones fallidas en una posición corta de straddle en el Nikkei, que acaba experimentando un gran movimiento sigma.

Si bien la película en sí es decentemente entretenida, la historia de Leeson constituye una gran lección sobre la gestión del riesgo y la supervisión financiera.

7. Glengarry Glen Ross (1992)

Aclamada adaptación a la gran pantalla de una obra de David Mamet, esta película infinitamente citable se centra en un equipo de vendedores inmobiliarios deprimidos cuya moral ha sido totalmente erosionada tras años de trabajo para su empresa sin escrúpulos. Esta película muestra la codicia y las tácticas turbias a las que pueden estar expuestos los puestos de venta, así como la presión que ejercen sus superiores sobre los vendedores.

Aunque todo el reparto es de primera categoría, el «discurso motivacional» de Alec Baldwin se lleva toda la película, y saca a la luz las mejores y peores caras de trabajar bajo una enorme presión.

8. American Psycho (2000)

Christian Bale interpreta a un rico banquero de inversiones con un oscuro secreto en la adaptación cinematográfica de la novela de Bret Easton Ellis. Aunque hay muy pocas finanzas reales en esta película, American Psycho arroja luz sobre el mundo surrealista que habita la élite de las finanzas y la absoluta desconexión que tienen entre sí y con la realidad.

9. Barbarians at the Gates (1993)

Una película de televisión de 1993, en gran parte olvidada, centrada en la compra apalancada (LBO) de RJR Nabisco. Aunque la película se toma algunas libertades creativas al retratar este acontecimiento de la vida real, el público se sorprenderá y se divertirá con la incompetencia y la avaricia del director general de Nabisco, F. Ross Johnson, y con las negociaciones entre bastidores y las trampas que rodean esta famosa LBO.

10. The Big Short (2015)

Basada en el libro de no ficción The Big Short: Inside the Doomsday Machine, de Michael Lewis, esta película sigue a unos avispados operadores cuando se dan cuenta -antes que nadie- de la burbuja inmobiliaria que desencadenó la crisis financiera de 2007-2008.

La película es conocida por su inteligente manera de desglosar los sofisticados instrumentos financieros, por ejemplo, haciendo que Selena Gómez explique qué son los CDO sintéticos en una mesa de póquer, o que Margot Robbie explique los bonos respaldados por hipotecas en una bañera con champán.

Redacción: Invertix

Powered by Rubycom

Invertix